Política de Calidad

Logopedia Trastornos más comunes y tratamientos

En Ana Mª Parada nos encargamos de realizar pruebas estandarizadas, protocolos y cuestionarios de observación para obtener unos excelentes resultados y acortar la duración de los tratamientos, garantizando la efectividad de los mismos. Elaboramos nuestras valoraciones en relación a las pruebas antes mencionadas.

Al comienzo del tratamiento, acordamos con cada paciente la frecuencia con la que tendrá que acudir a consulta para conseguir unos resultados rápidos y efectivos, así como también decidimos si será en sesiones individuales o sesiones en grupo. En Ana Mª Parada trabajamos desde la experiencia y bajo una gran cualificación.

Nuestra labor comienza en el momento en el que establecemos los objetivos iniciales del tratamiento.

Entendemos a cada persona como un todo integrado e interrelacionado en distintas áreas. Familiar, escolar, social, laboral...

Nuestro trabajo siempre se realiza mediante una estrecha relación de colaboración y coordinación con las entidades especializadas. Centros escolares, unidades de salud (atención primaria especializada y salud mental), servicios sociales y comunitarios... De esta manera, tanto el diseño del programa como el seguimiento del mismo, es mucho más sencillo y adecuado para cada paciente.

En el momento en el que logramos los objetivos principales, se pone sobre la mesa la posibilidad de reducir el número de sesiones y, posteriormente, las sesiones de control. Realizamos una comprobación de los conocimientos que se han ido adquiriendo a lo largo de las sesiones, asegurándonos de que se han integrado totalmente.

Centro Polivalente Ana Mª Parada

¿Qué tipos de trastornos existen?

Trastornos del habla

Dislalias

Alteraciones en la articulación de los fonemas. Habitualmente por una inmadurez a nivel articulatorio.

Con nuestros pacientes trabajamos, de manera individual o en grupo, la correcta posición de cada uno de los fonemas alterados y el fortalecimiento de los órganos afectados. De este modo, logramos una mejoría en el habla que les aporta una mayor seguridad a la hora de mantener una conversación con sus iguales.

Disglosia

Trastorno de origen orgánico como consecuencia de lesiones físicas o malformaciones de los órganos articulatorios periféricos. Por ejemplo: labio leporino, paladar escindido, macroglosia, nasalidad…

Realizamos nuestro trabajo desde bebés para lograr las mejoras con la mayor brevedad posible, en la mayoría de los casos continuamos con unas sesiones de revisión de manera periódica.

Disartrias

Alteración de la articulación cuya etiología se atribuye a una lesión del sistema nervioso central, así como a enfermedades de los nervios o de los músculos de la lengua, faringe y laringe, responsables del habla.

Con el apoyo del paciente y de los familiares procuramos solventar las dificultades lo máximo posible para que el paciente vuelva ha ser comprendido, a nivel oral, por su entorno familiar lo antes posible.

Disfemia

Alteración funcional de la comunicación verbal sin anomalías en los órganos de la fonación. Nuestra labor en este caso se basaría en lograr relajar al paciente, mostrarle estrategias para evitar los bloqueos o al menos que no sean percibidos por los demás y enlentecer el ritmo de su habla.

Para varios de estos pasos necesitamos la estrecha colaboración con el departamento de psicología y entre ambos departamentos se elaboran y trabajan los objetivos planificados para la rehabilitación de estos pacientes.

Trastornos miofuncionales

Los trastornos más habituales son la Hipotonía Orofacial, Protusión lingual y la Incompetencia velopalatina.

Para realizar la rehabilitación de estos trastornos mantenemos una estrecha relación con varios ortodoncistas, maxilofaciales y estomatólogos de nuestra comunidad autónoma, para poder lograr así los avances deseados para nuestros pacientes.

Trastorno del lenguaje oral

Retraso evolutivo del lenguaje

Adquisición más lenta de las competencias normales del lenguaje en relación a lo esperado para niños de su edad cronológica.

Podemos encontrarnos, en función de la gravedad, con:

  • R.E.L. Simple.
  • R.E.L. Moderado.
  • R.E.L. Grave.

Los padres suelen estar muy preocupados porque sus hijos no logran comunicarse con ellos, no los comprenden y aquí es donde comienza nuestra labor, realizar una correcta estimulación del lenguaje para lograr un lenguaje comprensible de los niños.

Afasia

Es una alteración del lenguaje asociada a una lesión cerebral, que puede cursar problemas en la comprensión o expresión del lenguaje, o ambos, y dificultad en reconocer y escoger las palabras adecuadas. Se trata de un problema comunicativo y lingüístico, relacionado con alguna de las siguientes etiologías: infarto cerebral, accidente vascular cerebral, deterioro cerebral, etc.

En la programación de la rehabilitación de nuestros pacientes, introducimos algunas sesiones en grupo para que puedan comprobar que son muchos los que se encuentran en la misma situación y así lograr esforzarse cada día un poco más.

DISFASIA - DEFICIENCIA MENTAL - MUTISMO SELECTIVO

Trastorno de la voz

Afonías

Es la pérdida total de la voz. Las causas hay que buscarlas en un estado inflamatorio agudo, en parálisis laríngeas...

Disfonías

Alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades como consecuencia de un trastorno orgánico o por la mala utilización de la voz (disfonías funcionales).

Los casos habitualmente tratados:

  • Nódulos.
  • Pólipos.
  • Edemas.
  • Parálisis de cuerdas vocales.
  • Laringectomizados.

Trastorno de audición

En el centro de Ana Mª Parada trabajamos los trastornos más habituales:

Las diferentes hipoacusias:

  • Hipoacusia leve unilateral o bilateral.
  • Hipoacusia moderada unilateral o bilateral.
  • Hipoacusia severa unilateral o bilateral.

Los Implantes cocleares unilaterales o bilaterales.

Utilizando los recursos más adecuados y actualizados que garanticen la correcta rehabilitación de los pacientes en todos los niveles y así poder desenvolverse satisfactoriamente en las actividades de la vida diaria.

Trastorno del lenguaje escrito

Trastornos más habituales en el lenguaje escrito:

Dislexia

Se llama así a la dificultad en la lectura que hace imposible su comprensión correcta. La dislexia tiene una base neurológica, es decir, hay una alteración en las zonas del cerebro encargadas del lenguaje.

La característica principal de la dislexia es que hay una dificultad en la precisión del reconocimiento de las palabras y problemas en la lectura de las mismas.

Podemos decir que en una persona con dislexia hay una discrepancia entre su potencial de aprendizaje (lo que puede aprender) y su rendimiento real.

¿Cómo y por qué se produce una dislexia?

El cerebro humano está altamente especializado, cada área tiene su función, y podemos dividirlo en dos hemisferios o mitades, así tendríamos el hemisferio derecho y el izquierdo, intercomunicados pero cada uno con sus funciones.

Si el hemisferio derecho se especializa en procesar la información visual y espacial simultáneamente, el izquierdo lo hace con el lenguaje de forma secuencial. Cada vez que realizamos una lectura combinamos las dos estrategias, es decir, lo que hace cada hemisferio, pero en las personas con dislexia hay una disfunción en el hemisferio izquierdo lo que enlentece la velocidad en la que se procesa la información y, por tanto, no es capaz de procesar los cambios rápidos de estímulos visuales ni auditivos.

Las personas con dislexia presentan diversos síntomas en diversas áreas,.

Lectura

  • Confusión de letras, cambio de sílabas, sustitución de palabras, etc.
  • No comprenden lo que leen.

Visión

  • Parece tener problemas de vista aunque los exámenes médicos no los confirman.

Escritura y ortografía

  • Omite letras, traspone letras e incluso sílabas, une palabras.
  • Su escritura varia pudiendo ser legible e ilegible en un mismo fragmento.
  • Realizan demasiada presión en el papel.
  • Comete muchos errores de ortografía, ya que ésta suele ser fonética.

Coordinación psicomotriz

  • El gateo y la marcha se lograron en periodos poco habituales (mucho antes o mucho después de lo habitual).
  • A menudo tiene alteraciones en la psicomotricidad fina (atarse cordones, abrocharse, etc).
  • Puede quejarse de mareos al realizar determinados movimientos.
  • Confunde derecha e izquierda con facilidad.

Personalidad

  • Extremadamente desordenado u ordenado compulsivo.
  • Fuerte sentido de la justicia y perfeccionista.
  • Emocionalmente sensible.
  • Tiene cambios bruscos de humor.

A menudo se achaca a los niños disléxicos falta de interés, motivación, se dice que son vagos, etc.

Ante la sospecha de la dislexia, lo que se debe hacer es acudir a profesionales (logopedas, psicólogos, psicopedagogos), que pueden valorar el caso, detectar las necesidades especiales y realizar una intervención específica e individual.

Disgrafía

Se trata de un trastorno de la escritura que puede afectar tanto a la forma en que se escribe como al contenido, y que afecta a personas que no tienen dañadas sus funciones intelectuales ni neurológicas.

Cuando una persona presenta disgrafía, los textos escritos que realiza pueden llegar a ser absolutamente indescifrables.

En la disgrafía podemos apreciar dos tipos principales de síntomas.

  • Signos secundarios globales. Postura inadecuada, forma incorrecta de coger el bolígrafo o lápiz, mala presión del mismo o velocidad de escritura excesivamente rápida o lenta.
  • Síntomas específicos. Gran tamaño de las letras, letras inclinadas, deformes, letras muy espaciadas o por el contrario apiñadas, enlaces indebidos entre grafemas, letras irreconocibles, etc.

Es importante tener claro que un diagnóstico de disgrafía no se puede dar antes de los 6-7 años, pues es preciso que antes se inicie el aprendizaje escolar.

Disortografía

Estamos ante otro tipo de trastorno del lenguaje escrito. En el caso de la disortografía, los sujetos presentan una gran dificultad y deficiencia en la ortografía, que normalmente se asocia a trastorno en la lectura.

Las dificultades se encuentran a la hora de asociar el sonido con la grafía, en la integración de la normativa ortográfica, o en ambos aspectos.

A pesar de que muchas veces se presenta unida a la dislexia o a la disgrafía se debe de entender como una entidad a parte, ya que puede presentarse de forma aislada o bien comorbida a estas alteraciones, resultando especialmente frecuente su asociación a la disgrafía.

Trastornos neurológicos

Autismo

Tenemos que referirnos a este trastorno como un continuo, es decir, no es una entidad única sino que abarca un amplio espectro de cuadros clínicos que van como en una línea, de forma que hoy en día hablamos de trastornos del espectro Autista o T.E.A que afecta a las personas en distinto grado o nivel, pero con la característica común de que se ven alteradas las áreas del lenguaje y comunicación no verbal, expresión emocional, interacción social e imaginación, pudiendo haber un marcado problema intelectual o por el contrario un alto grado de inteligencia.

El autismo necesita de una atención y educación adecuada, tanto para sus familiares y cuidadores, como para la propia persona que lo padece, realizando un abordaje integral y multidisciplinar desde la logopedia, pedagogía, psicopedagogía, psicología, fisioterapia, entre otras.

¿Qué nos pediría un niño autista?

Alzheimer

Afecta del 5% a 7% de las personas mayores de 65 años, y se caracteriza por ser una enfermedad neurodegenerativa (hay un deterioro progresivo de determinadas partes del cerebro), de origen desconocido y para la cual, de momento, no existe una cura. Convivir con el alzheimer es duro, ya que esta enfermedad, a menudo llamada “la enfermedad del olvido”, se caracteriza por dificultades de memoria a corto y largo plazo, a la vida afectiva y a la vida social y relacional.

Las neuronas van muriendo poco a poco, y la persona va perdiendo capacidades para desarrollar las actividades instrumentales (con una finalidad) de su vida diaria (llamar por teléfono, hacer la compra, coger un autobús, etc), las actividades sociales (ver a sus amigos, participar en reuniones familiares, etc) y finalmente las actividades básicas de la vida diaria tales como asearse o comer, entre otras.

Además de los fármacos, es preciso realizar una intervención a nivel médico, psicológico, logopédico, fisioterapéutico y con los familiares, a fin de mejorar su calidad de vida y ofrecer un soporte y apoyo a los cuidadores.

Demencias

Cuando hablamos de las demencias, lo hacemos de un síndrome, no de una enfermedad, siendo estas un conjunto variado y heterogéneo en el cual una serie de síntomas y signos, comparten el denominador común de afectar al cerebro causando un deterioro cognitivo, es decir, dañando los procesos del pensamiento. Memoria, habla, orientación...

Aproximadamente el 5% de las personas entre 65 y 70 años padecen demencia. Cada 5 años más, se incrementa en un 5%.

Parkinson

Cuando hablamos del parkinson, parece que siempre lo asociamos a una enfermedad que padecen personas mayores, sin embargo, puede presentarse a edades más tempranas, tal es el caso de la padecida por el actor Michael J Fox, cuando apenas había cumplido los 40 años; apareciendo en algunos pacientes incluso a edades más tempranas.

El parkinson es una enfermedad que afecta al área del sistema nervioso que se encarga de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. Se caracteriza por la presencia de temblores (el signo más ampliamente conocido de la enfermedad), lentitud de movimientos, problemas del tono de la voz, trastornos del sueño, sensitivos (hormigueos, rampas, etc)...

Como en todos los trastornos neurológicos, la intervención debe ser multidisciplinar.

E.L.A

Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Uuna enfermedad bastante desconocida, a pesar de que es padecida por personajes tan ilustres como el físico Stephen Hawking. La E.L.A es una enfermedad neuromuscular, de origen desconocido, en la que fallan las neuronas que dan la información a los músculos para que estos se muevan.

El defecto aparece en la neurona motora, y a nivel del asta anterior de la médula espinal; y produce como síntomas iniciales: parálisis, pérdida de masa muscular, problemas del habla, deglución… Esta enfermedad afecta orgánica y emocionalmente a las personas, y requiere de una pronta intervención multidisciplinar, con un equipo de profesionales que mejoren la calidad de vida del paciente, y que le “reeduquen” para aprender a manejarse con su enfermedad y a mantener medidas preventivas que amortigüen el impacto de la sintomatología.

Departamento avalado con el certificado de calidad ISO 9001 con el número EC-5277/10